El Oratorio de la Inmaculada Concepción del Instituto Saturnino Enrique Unzué, forma parte del edificio donado por las Sras. María Unzué de Alvear y Concepción Unzué de Casares. El arquitecto que dirigió la obra fue Louis Faure Dujarrir, de la escuela vienesa.

El Oratorio fue inaugurado el 5 de Marzo de 1912 y es Monumento Histórico Nacional desde 1985.

Sus piezas fueron realizadas por el arquitecto italiano Curzio Capponetti Esegui, de la Vía Flaminia 246 de la ciudad de Roma.

Visten el ámbito realizaciones en mármol de Abisinia, de Carrara y del Proconeso; su línea es bizantina del siglo de oro, el púlpito luce un primer premio internacional de diseño de 1910, otorgado en Sevilla, España.

El magnífico pantocrator es réplica de la figura del que enriquece Santa Sofía, de Estambul (Turquía).